La inseminación artificial es la más sencilla de las técnicas de reproducción asistida, es el primer escalón en cuanto a tratamientos se refiere. Hablamos fundamentalmente de colocar los espermatozoides capacitados en el aparato genital femenino.

¿Qué es el tratamiento IA?

La inseminación artificial es una  técnica sencilla que se suele realizar en mujeres jóvenes, con trompas permeables y varón con semen normal (normozoospermia).

La IA consiste en la introducción mediante una cánula del semen previamente procesado y seleccionado, en el útero de la mujer, la cual ha sido estimulada y preparada para la ovulación.  La estimulación ovárica es mínima, para evitar el riesgo de embarazo múltiple, es decir, lo que intentamos en este caso es el crecimiento de un solo folículo.

Al ser una estimulación más suave, el coste por tratamiento es más económico, pero la posibilidad de éxito es inferior al de una fecundación in vitro. El máximo número de intentos aconsejable antes de pasar a una Fecundación in vitro es de 3.

Es una opción adecuada en casos de parejas jóvenes (de buen pronóstico), con poco tiempo de búsqueda, semen normal y sin alteraciones en las trompas o endometriosis. En este caso, la fecundación ocurriría “in vivo” en el interior de la trompa.

Tipos de inseminación artificial

La inseminación artificial puede ser de dos tipos, y esta depende de la procedencia de la muestra de semen utilizada para realizar la fecundación. Esta muestra puede ser con semen de la pareja (IAC) o con semen de donante (IAD).

Inseminación Artificial Conyugal

La Inseminación Artificial Conyugal o IAC se realiza generalmente tras estimulación ovárica. Para controlar la respuesta a dicha estimulación se realizan ecografías vaginales periódicas y así poder valorar el crecimiento folicular. Cuando los folículos tienen un tamaño que oscila entre 17-20 mm se administra una medicación con el fin de inducir la ovulación.

Entre las 36 y las 40 horas de la administración de esta medicación se realiza la inseminación propiamente dicha. Para ello, es necesario que el varón obtenga una muestra de semen que será procesada en el laboratorio tratando de seleccionar los mejores espermatozoides en cuanto a movilidad y morfología se refiere.

Una vez está la muestra procesada, el ginecólogo tratará mediante un espéculo, de canalizar el cuello del útero a través de un catéter fino, blando y de plástico, depositando dicha muestra seminal procesada en el útero de la paciente.

La inseminación intrauterina es un procedimiento indoloro que se realiza en consulta. Después del procedimiento no es necesario mantener ninguna precaución especial.

Se recomienda suplementación con progesterona que puede contribuir a preparar el útero para el inicio de la gestación.

La existencia o no del embarazo se conocerá mediante un análisis de sangre o una prueba de orina dos semanas después de la técnica. La probabilidad de obtener una gestación por cada intento realizado es de un 10-15%.

Si no se consigue el objetivo, lo recomendable es repetir el tratamiento 3 o 4 intentos. Por encima de este cuarto intento las posibilidades de gestación no son nulas pero sí muy muy bajas.

Las probabilidades de aborto tras conseguir embarazo en IAC son las mismas que en la población general. La gestación múltiple es el riesgo más importante asociado a la inseminación.

¿Cuando se recurre a la IAC?

Inseminación artificial con donante

La Inseminación artificial con donante o IAD es la técnica de reproducción asistida en la que se emplean espermatozoides procedentes de bancos de semen para realizar la inseminación.

La paciente recibe un tratamiento similar al administrado en pacientes que se someten a inseminación artificial con semen conyugal. La respuesta a dicha estimulación se controla por medio de ecografías periódicas y cuando las mediciones foliculares lo determinan se administra una medicación con el fin de inducir la ovulación.

De igual manera que en la IAD, se realiza la inseminación a las 36-40 horas de la administración de dicha medicación. Pero en este caso, el semen utilizado procede de un Banco de semen, correctamente acreditado y que reúne todos los requisitos establecidos por la ley. 

La elección del donante se realizará acorde a las características físicas y genéticas de la receptora.

La probabilidad de obtener una gestación por cada intento realizado en IAD es de un 15-20%. Las probabilidades de aborto tras conseguir embarazo en IAD son las mismas que en la población general.

Los aspectos legales más interesantes para los casos de pacientes que necesitan recurrir a IAD son:

  • La donación de gametos es totalmente anónima
  • La donación de gametos es totalmente altruista
  • Los donantes de semen son mayores de edad
  • El número máximo de gestaciones que se pueden conseguir de cada donante, incluyendo sus propios descendientes es de 6

¿Cuándo se recurre a IAC?

  • Ausencia de espermatozoides ( azoospermia)
  • Causas masculinas severas no solucinadas con ICSI
  • Trastornos genéticos del varón no solucionados con DGP
  • Sensibilización grave de la mujer frente al factor RH
  • Mujeres sin pareja masculina.

¿Tienes dudas o necesitas más información?

En Fertility Madrid somos especialistas en tratamientos como la ovodonación, fecundación in vitro o preservación de la fertilidad entre otros.

No dudes en contactar con nuestros profesionales y ellos solventarán todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *