Al principio pedimos presupuestos en varias clínicas. Más o menos te ofrecen lo mismo en todas partes. La diferencia es que aquí encontré un ambiente de tranquilidad total.

Nos encantó. Todos son amables. Pero tras hablar con los doctores y la genetista, que nos explicaron todo muy claramente y además están al día con los últimos estudios y sabiendo lo bueno y lo malo, sólo nos cupo tranquilidad y esperanza.

Las instalaciones son cómodas, el quirófano para las extracciones de óvulos y las implantaciones está allí mismo. Tienen un tlf 24h para lo que necesites. Hay una psicóloga si lo malo ocurre. Te hacen continuas ecografías, etc. es que no tengo ni un “pero”. Y dio resultado. Tenemos a nuestra bebé preciosa y sana con nosotros. Nunca hubiera podido existir sin ellos y sus mil cuidados y previsiones. Nunca lo podré agradecer suficiente.