Actualmente las parejas de mujeres lesbianas disponen de varias maneras de ser madres a través de la reproducción asistida, con tratamientos como la Inseminación Artificial con semen de donante, la embriodonación o la Fecundación in Vitro con óvulos propios o de la pareja.

El método ROPA (recepción de ovocitos de pareja) es una técnica de Fecundación In Vitro, dirigida a parejas de mujeres que quieren compartir la maternidad, donde una de ellas aporta los óvulos y la otra gesta al bebé. 

Fases del método ROPA

La técnica se basa en las siguientes fases: 

  • Se estudia la capacidad reproductiva en ambas mujeres. 
  • La pareja debe decidir cuál de las dos mujeres desea embarazarse y cual aportar sus ovocitos. En esta decisión debe primar el deseo reproductivo de la pareja, pero también conviene tener en cuenta los resultados del estudio de fertilidad, ya que podría darse el caso de que la mujer que quiera ser la gestante no tuviera buena salud, o la cavidad uterina en óptimas condiciones, o que la mujer cuyo deseo fuese aportar los óvulos no tuviera una buena reserva o calidad ovárica.
  • Se realiza una estimulación ovárica de la mujer que aporta los óvulos, a través de una medicación hormonal. 
  • Paralelamente se prepara el endometrio de la mujer receptora, hasta que alcance el grosor y condiciones adecuadas para ser receptivo al embrión. 
  • Se programa la punción ovárica para extraer los ovocitos, que serán fecundados con una muestra de semen de donante para generar los embriones. Estos serán cultivados en el laboratorio entre 3 y 6 días, momento en el cual se llevará a cabo la transferencia embrionaria. En caso de tener más de un embrión viable, se elegirá el de mejor calidad y el resto se criopreservará. 
  • Se realiza la transferencia embrionaria a la mujer receptora o gestante.
  • Unos 12-14 días después de la transferencia se realiza la prueba de embarazo a través del análisis de la BGCH en sangre.

Ventajas del método ROPA

El método ROPA es una técnica muy adecuada para parejas femeninas ya que tiene las siguientes ventajas:

  1. Posibilita la participación en una maternidad biológica a ambas mujeres, ya que una aporta los gametos (óvulos) y por tanto los genes, y la otra gesta al bebé. 
  2. Permite obtener una alta tasa de éxito, si se elige bien el rol que desempeñará cada mujer, ya que se pueden solventar algunos problemas de fertilidad si los hubiese, si al menos en la otra mujer están bien.
  3. Al ser una mujer la que se realiza la estimulación ovárica y la otra mujer la que albergará al embrión, se puede realizar la transferencia embrionaria en fresco, independientemente del riesgo de SHO (síndrome de hiperestimulación ovárica) que impediría una transferencia en el mismo ciclo que la estimulación.
  4. En cuanto al aspecto psicológico, cuando se trata de parejas femeninas, el rol de madre se ve solapado y en algunas ocasiones esto conlleva una afloración de sentimientos complicada, en especial para la madre no biológica. En el caso del método ROPA, al ser las 2 madres biológicas, la gestión emocional es más sencilla.
    Tal como indica Pelka (Citado en la Sociedad Española de Fertilidad, 2020), en su estudio sobre lazos biológicos desiguales en la relación con el hijo, este método minimiza los conflictos emocionales derivados de situaciones como la preferencia infantil por la otra madre o la defensa de la legitimidad materna.
  5. En España, a diferencia de otros países cercanos, tenemos una legislación permisiva tanto con la donación de gametos, como con los tratamientos entre parejas femeninas. Con este método ambas mujeres consiguen ser madres legales del bebé que nazca, siempre y cuando se cumplan algunos requisitos, como la necesidad de estar casadas para participar en el método ROPA (salvo en Cataluña) y presentar un consentimiento escrito por parte de la mujer no gestante en el Registro Civil, con el objetivo de conseguir la doble filiación materna.

    A diferencia de las parejas heterosexuales, en el caso de que en la pareja de mujeres no exista un vínculo matrimonial, independientemente de la técnica de reproducción utilizada, la mujer no gestante deberá adoptar al bebé si desea ser madre legal.

¿Tienes dudas o necesitas más información?

En Fertility Madrid somos especialistas en tratamientos como la ovodonación, fecundación in vitro o preservación de la fertilidad entre otros.

No dudes en contactar con nuestros profesionales y ellos solventarán todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *