Muchas personas lo conocen erróneamente por esperma vago, pero se trata de astenozoospermia. La astenozoospermia (no confundir con azoospermia) es la alteración de la movilidad de los espermatozoides por debajo de los niveles óptimos recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

La OMS considera normales los valores por encima del 32% de movilidad progresiva (espermatozoides que se desplazan) o por encima del 40% de movilidad total (espermatozoides con y sin desplazamiento).

La astenozoospermia en la infertilidad masculina

La astenozoospermia es una de las principales causas de infertilidad masculina, ya que esta alteración en la movilidad de los espermatozoides les impide poder llegar hasta el óvulo y fecundarlo, obteniendo como resultado el embarazo.

Desafortunadamente, no hay síntomas asociados con la astenozoospermia. La única forma de diagnosticar astenozoospermia es mediante un análisis del semen, o seminograma. Para diagnosticar correctamente, se necesita disponer de dos seminogramas alterados, realizados con 2-3 meses de diferencia entre ellos, lo cual evita que esa alteración sea deba a un episodio aislado.

Causas de la astenozoospermia

Las causas son diversas y no se conocen con exactitud, pero sí podemos recopilar algunas actividades y reacciones relacionadas con la disminución en la movilidad espermática:

  • Estrés.
  • Consumo excesivo de alcohol, tabaco y otras drogas.
  • Exposición a agentes tóxicos (fertilizantes,etc)
  • Exposición a altas temperaturas a nivel testicular (cocineros, saunas,etc).
  • Infecciones.
  • Varicocele.
  • Quimioterapia y radioterapia.
  • Edad avanzada.
  • Hábitos de vida poco saludables.

¿Hay tratamiento para la astenozoospermia?

Aunque no existe un tratamiento curativo como tal, existen complejos vitamínicos para mejorar la movilidad espermática que se suelen tomar durante 3 meses. Pasado este tiempo, se realiza un nuevo seminograma para valorar si ha habido un mejora en la movilidad.

Dependiendo del grado de astenozoospermia (leves o moderadas) se podría conseguir un embarazo de forma natural, aunque los plazos para conseguirlo serían más largos que en ausencia de dicha alteración.

En casos moderados o severos, el tratamiento más efectivo para lograr el embarazo sería la técnica conocida como ICSI (microinyección intracitoplasmática de un espermatozoide), para asegurarnos de que se introduce un espermatozoide dentro de cada óvulo.

Si el grado de astenozoospermia fuese leve, se podría valorar también un FIV (fecundación in vitro) o incluso si fuese muy leve, una inseminación artificial.

¿Tienes dudas o necesitas más información?

En Fertility Madrid somos especialistas en tratamientos como la ovodonación, fecundación in vitro o preservación de la fertilidad entre otros.

No dudes en contactar con nuestros profesionales y ellos solventarán todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *