Existen muchos motivos por los que decidir posponer la decisión de tener un hijo, ya sea por motivos de trabajo, enfermedad o simplemente por no ser el momento adecuado. Gracias a las técnicas de reproducción asistida, se puede posponer esta decisión con total garantía de que se podrá cumplir el sueño de tener un hijo en el futuro. Ponemos respuesta a las preguntas sobre la preservación de la fertilidad.

Dudas Frecuentes en la Preservación de la Fertilidad

Gracias a los beneficios que aporta la vitrificación de ovocitos, las pacientes jóvenes diagnosticadas de cáncer que van a recibir tratamiento con quimio o radioterapia pueden llegar a ser madres en un futuro.

De la misma manera, la congelación de semen nos brinda esa posibilidad en pacientes oncológicos.

No existe una edad mínima ni una edad máxima para vitrificar los ovocitos. Se necesita tener una buena reserva ovárica y una calidad ovocitaria suficiente para que la vitrificación ofrezca garantías.

Cada paciente y cada caso es distinto, pero los mejores resultados se suelen asociar a las pacientes más jóvenes. Lo ideal sería preservar la fertilidad antes de los 38.

La técnica de Vitrificación nos permite mantener los ovocitosy embriones a -196ºC. A esta temperatura el metabolismo de sus células está completamente parado. Así, se pueden mantener criopreservados de manera indefinida. Es indiferente si llevan 1 o 10 años vitrificados.