La esterilidad es cosa de dos. A la hora de buscar un embarazo, si éste no se produce o no termina siendo evolutivo, es aconsejable realizar una serie de pruebas a ambos miembros de la pareja.

La esterilidad es una anomalía que debe estudiarse en ambos miembros con la misma intensidad y el mismo esfuerzo.

En el caso de los hombres, una de las primeras pruebas que se les solicitan a los varones para dicho estudio nos permite tener una idea aproximada de la calidad seminal. Esta prueba se llama Seminograma.

¿Qué es la fragmentación del ADN espermático y cuál es su importancia?

Además de la información que obtenemos del seminograma, podemos completar los resultados con otros estudios seminales. Entre ellos, destaca el estudio de Fragmentación de ADN espermático, ya que entre el 10 y el 15% de los hombres estériles presentan estas alteraciones en el material genético de sus gametos y en cambio, sus parámetros seminales de cantidad, movilidad y forma, son normales.

Existen distintas técnicas para evaluar la integridad del ADN espermático:

  • El ensayo TUNEL (Terminal Transferase dUTP Nick End Labeling).
  • El ensayo del análisis de la estructura cromatínica del esperma (SCSA).
  • El ensayo cometa, que es el que realizamos en nuetra clínica.
  • El test de dispersión de la cromatina espermática (SCD).

Estas técnicas permiten determinar el porcentaje de espermatozoides que presentan roturas en el ADN. Concretamente, este ADN está localizado en la cabeza de los espermatozoides y constituye la carga genéticas de cada varón.

Dependiendo del tipo de fragmentación, del porcentaje de espermatozoides fragmentados y de la calidad ovocitaria, estas lesiones pueden ser reparadas por el ovocito. Hay que tener en cuenta que ovocitos jóvenes tienen más capacidad de reparación y que la tasa de fragmentación de ADN aumenta con la edad.

¿Qué es el índice de fragmentación Espermatica?

El índice de fragmentación de la cromatina espermática está relacionado con la disminución de la calidad embrionaria, la tasa de implantación y malos resultados en técnicas de reproducción asistida.

Centrándonos en la técnica TUNEL, ésta consiste en hacer una tinción de los espermatozoides con una sonda fluorescente que solamente se unirá a las cadenas de ADN rotas. Esto tiene un mayor valor predictivo que los métodos indirectos.

A continuación, se pasará la muestra por un citómetro de flujo y ahí la señal de fluorescencia será mayor en los espermatozoides con ADN fragmentado.

Los expertos sitúan el punto de corte en el 30%, así cuando el índice de fragmentación es mayor a este valor, el varón tiene un potencial de fertilidad reducido.

¿Cuándo solicitar esta prueba?

Este tipo de test está indicado en las siguientes situaciones:

  • En varones infértiles con varicocele y enfermedades inflamatorias.
  • Pacientes con edad avanzada, con episodios febriles.
  • Paciente que se han sometido a tratamientos de quimioterapia y radioterapia o tóxicos ambientales.
  • En parejas infértiles cuando han sufrido episodios de aborto de repetición, fallos de implantación, mala calidad embrionaria e incluso en casos de infertilidad idiopática.

En conclusión, en todos los casos anteriormente mencionados, la realización de un test de fragmentación del ADN espermático podría ayudar, junto a la realización de otras pruebas a dilucidar las causas que podrían influir en la dificultad de conseguir un embarazo evolutivo en nuestras pacientes.

¿Tienes dudas o necesitas más información?

En Fertility Madrid somos especialistas en tratamientos como la ovodonación, fecundación in vitro o preservación de la fertilidad entre otros.

No dudes en contactar con nuestros profesionales y ellos solventarán todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *