El síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) es una respuesta exagerada a las hormonas que puede ocurrir en un ciclo de estimulación ovárica.

La incidencia depende de la paciente, variando entre 0,6% y 10%, siendo más frecuente en pacientes jóvenes, delgadas y con síndrome de ovario
poliquístico
(SOP). El SHO grave ocurre en el 0,5- 2% de los ciclos de FIV.

Acerca del Síndrome de Hiperestimulación ovárica

Se desconoce el mecanismo por el que se produce este síndrome, pero sí se sabe que está relacionado con la hormona HCG, que es la que se utiliza antes de la punción para asegurar la madurez ovocitaria y es la hormona que produce el embrión cuando implanta.

Si te quedas embarazada durante un ciclo de tratamiento, el síndrome de hiperestimulación ovárica puede empeorar a medida que tu cuerpo comienza a producir su propia HCG en respuesta al embarazo.

El tratamiento depende de la gravedad de la afección. El síndrome de hiperestimulación ovárica puede mejorar por sí solo en los casos leves, mientras que los casos graves pueden requerir hospitalización y tratamiento adicional.

Factores de Riesgo del Síndrome de Hiperestimulación ovárica

El SHO es una complicación que puede ocurrir durante un tratamiento de estimulación ovárica en cualquier paciente, pero hay una serie de factores de riesgo que el médico debe tener en cuenta a la hora de planear el ciclo de estimulación para intentar evitar que esto suceda:

  • Mujer joven (<30 años).
  • Bajo IMC (delgadez).
  • SOP: Síndrome de ovario poliquístico.
  • Alta reserva ovárica AMH y alta respuesta a la estimulación.
  • Niveles altos de estradiol antes de antes de una inyección de HCG.

Síntomas del SHO

Durante un ciclo de estimulación ovárica debemos estar atentos a la imagen ecográfica de los ovarios durante la estimulación y la sintomatología de la paciente. Los síntomas deben tenerse en cuenta para planear el ciclo y poder cambiar de estrategia para prevenir un SHO. Existen varios grados:

Síntomas del SHO
leves a moderados

Con el síndrome de hiperestimulación ovárica de leve a moderada, los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal de leve a moderado.
  • Hinchazón abdominal o aumento del tamaño de la cintura.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Sensibilidad en el área de los ovarios.

Síntomas del SHO
graves

Si padeces el síndrome de hiperestimulación ovárica grave, podrías tener:

  • Rápido aumento de peso, más de 1 kilogramo (2,2 libras) cada 24 horas.
  • Dolor abdominal intenso que no se calma con analgesia habitual.
  • Náuseas y vómitos graves y persistentes.
  • Riesgo de aparición de coágulos sanguíneos (trombos).
  • Disminución de la cantidad de orina.
  • Dificultad para respirar (disnea).
  • Distensión abdominal, líquido intraabdominal (ascitis).

Prevención del Síndrome de Hiperestimulación ovárica

Para la prevención del SHO hay que personalizar el tratamiento, ajustando las dosis y el protocolo de estimulación adaptándose a cada paciente.

Lo ideal es hacer un “traje a medida” para intentar maximizar las posibilidades de embarazo y disminuir el riesgo de complicaciones.

Durante el transcurso del ciclo, tu médico irá controlando tus síntomas y tu respuesta ovárica mediante ecografía transvaginal y analíticas de sangre para poder valorar el riesgo y decidir la mejor estrategia.

Las estrategias para disminuir el riesgo son:

  • Ajustar las dosis de medicación utilizadas para la estimulación ovárica.
  • Añadir medicaciones para intentar disminuir el riesgo (heparina, aspirina, metformina…).
  • Evitar el uso de una inyección de HCG: esto se debe a que el SHO se desarrolla tras el uso de la inyección de HCG, aunque se han desarrollado fármacos para el trigger que pueden prevenir el SHO (decapeptyl).
  • Congelación de embriones: ante un riesgo de SHO, siempre debe plantearse y consensuar con la paciente la vitrificación de los embriones y su transferencia en un siguiente ciclo. Esta estrategia es la que permite el mejor control y disminuye al máximo el riesgo de un SHO grave.

El SHO puede ser una complicación grave en un tratamiento de reproducción asistida. Es importante que te dejes asesorar y guiar por tu médico para encontrar el protocolo de estimulación que aumente tus posibilidades de éxito pero que no suponga un riesgo para tu salud.

¿Tienes dudas o necesitas más información?

En Fertility Madrid somos especialistas en tratamientos como la ovodonación, fecundación in vitro o preservación de la fertilidad entre otros.

No dudes en contactar con nuestros profesionales y ellos solventarán todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *