Lun a Vie: 8:30 - 20:00 | Sab a Dom: Cita previa

(+34) 910 052 808

C/General Oráa, 47. 28006, Madrid

Top

Cuidar la alimentación durante el embarazo

Fertility Madrid / Cuidados Embarazo  / Cuidar la alimentación durante el embarazo
Cuidar la alimentación durante el embarazoi

Cuidar la alimentación durante el embarazo

La alimentación es uno de los pilares fundamentales de la salud, y cuando estás pensando en quedarte embarazada, o cuando ya lo estás, es una de las primeras cosas a las que debes prestar mucha atención para poder aportar todo lo necesario al bebé, y por supuesto a ti misma.

Es un proceso que si lo cuidas puede ser muy satisfactorio para saber que ya estás siendo responsable, y es el primer instinto de protección hacia tú bebé.

A nivel personal, tener el control de la alimentación durante los meses de embarazo te va a ayudar a normalizar tu peso; cuando estás en tu peso normal al quedarte embarazadas, se recomienda engordar entre 9 y 10 Kg, si estás por encima, unos 6 o 7 Kg, y si estás por debajo de tu peso ideal, tendrías que engordar unos 12 Kg. Con lo que ese peso tiene que ser tomado con la responsabilidad de que sea el adecuado, el necesario para los dos: tu bebé y tú.

Tanto en el antes como en el durante, aquí nombramos algunas recomendaciones para cuidar la alimentación:

  • Frutas y verduras
    Tienen un alto contenido en vitaminas y minerales. Además, aportan nutrientes que son importantes antes de concebir, por ejemplo: la espinaca, la lechuga romana, los espárragos, tienen un alto porcentaje en vitamina B y folatos, lo que ayudará a prevenir defectos de nacimiento en el tubo neural, como la espina bífida.Cítricos, fresas, tomates, ricos en vitamina C, ayudarán a tu cuerpo a absorber mejor el hierro, que es fundamental para las mujeres en la etapa del embarazo.
  • Pescado
    Una de las mayores fuentes de ácidos grasos omega 3, es el pescado, y precisamente tiene un efecto positivo en la fertilidad. Puede ayudar a regular la ovulación, mejora la calidad de los óvulos, y puede llegar a retrasar el envejecimiento de los ovarios. Reduce el riesgo de parto prematuro, y aminora la depresión.Bajo el punto de vista del bebé: es importante para el desarrollo del cerebro y ojos.

    Cuidado con los contaminantes como el mercurio. En dosis altas es peligroso para el cerebro del bebé y para su sistema nervioso. A evitar: el pez espada, el pez sierra, tiburón, el pez emperador, el atún blanco, el marlín, el mero, ya sean frescos o congelados.

    Si no te gusta el pescado, puedes tomar suplementos de aceite de pescado, siempre consultando con tu médico la dosis recomendable.

  • Hierro
    Hay que incrementar las reservas de hierro antes de quedar embarazada, sobre todo si los periodos son abundantes. Es recomendable porque cuando ya estés embarazada, a tu organismo le resultará más complicado mantener los niveles de hierro, a medida que el bebé use este mineral para su cuerpo.El ideal es el doble del hierro del que normalmente tendrías antes del embarazo.
  • Fibra + Nutrientes
    Come granos enteros, esto quiere decir que eviste que estén refinados, cuanto más refinado esté fibra y nutrientes habrá perdido. Imagina un grano de una semilla que se pule y se pule hasta quedar de un tamaño pequeñito, blanquito, y redondito, bien pues se le ha ido absolutamente todo lo importante. Cuanto más procesado esté, menos esencial es.
  • Proteínas
    Son esenciales para las células de tu organismo y el de tu bebé. Son necesarias proteínas de origen animal (huevos, carnes, pescado…) y también de origen vegetal, como: nueces, legumbres, soja, etc.

No evitan el embarazo, pero castigan tu cuerpo y pueden ocasionar problemas al bebé:

  • Alcohol
    Es una mala combinación con el embarazo por lo que debes evitarlo por completo durante estos meses, e incluso antes e inmediatamente después.
  • Listeria
    Esta es una bacteria nociva que provoca la infección conocida como listeriosis. La encontramos en carnes preparadas y listas para consumir y en lácteos no pasteurizados. Si estás pensando en tener un bebé, cuídate y no consumas este tipo de alimentos, ya que puede ser el desencadenante de un aborto espontáneo al comienzo del primer trimestre.
  • Alimentos crudos
    Evitar alimentos como el sushi, mariscos ahumados, queso blando hecho con leche sin pasteurizar, etc.

Por último, no te olvides de:

  1. Acudir a tu médico, el te dará indicaciones personalizadas según tu caso, después de haberte realizado las analíticas pertinentes.
  2. Si hacías deporte antes, puedes seguir haciendo algo de deporte (hablando siempre de embarazos normales), tu cuerpo está acostumbrado, aunque tendrás que moderar la intensidad, y consultar con un especialista. Deportes como el pilates pueden ayudarte antes, durante y después.
  3. Sé muy feliz mientras te cuidas, eso será lo mejor que le podrás transmitir a tu bebé.
Fertility Madrid

En Fertility Madrid disponemos de la más avanzada tecnología y de profesionales cualificados para crear vida contigo.

Sin comentarios

Escribir un comentario