Lun a Vie: 8:30 - 20:00 | Sab a Dom: Cita previa

(+34) 910 052 808

C/General Oráa, 47. 28006, Madrid

Top

10 Razones para contar a tu hijo que procede de donación de gametos / embriones

Fertility Madrid / Apoyo Psicológico  / 10 Razones para contar a tu hijo que procede de donación de gametos / embriones
10 Razones para contar a tu hijo que procede de donación de gametos / embriones

10 Razones para contar a tu hijo que procede de donación de gametos / embriones

En la actualidad cada vez es más frecuente traer niños a este mundo ayudándose de los avances en la ciencia y en concreto en el campo de la Reproducción Asistida, en muchos casos procedentes de una donación de gametos (óvulos, espermatozoides o ambos) o donación de embriones de otras parejas. Esto abre un debate sobre la conveniencia o no de contar a los hijos su procedencia «no genética».

Numerosos estudios en las dos últimas décadas demuestran la importancia de la apertura y la revelación adecuada de la concepción con gametos donados. En mi opinión es recomendable hacerlo, por los siguientes motivos:

  1. El primer lugar, por mantener una relación basada en la sinceridad con nuestros hijos. Si tu hijo/a algún día descubre sus orígenes (y tiene muchas posibilidades de hacerlo), se sentirá traicionado por sus padres, no por la donación de gametos, sino por la ocultación de la verdad mantenida en el tiempo
  2. ¿Qué harás cuando el médico te pregunte los antecedentes familiares frente a tu hijo/a o de terceras personas? Si indicas tus antecedentes (o los de tu pareja), estos no afectan a vuestra descendencia y por tanto estarías dando una información falsa al médico.
  3. ¿Permitirás que tu hijo/a tome decisiones médicas en base a «sus» antecedentes familiares? Es habitual que las personas pasen por diversas pruebas médicas para prevenir las enfermedades de sus ascendentes familiares o aún más peligroso, no se hagan controles, porque al no padecerlos en vuestra familia, no los consideren necesarios.
  4. Si tu hijo/a padeciese una enfermedad grave, o necesitase una donación de órganos, es posible que salga a relucir la desvinculación genética. Además, ten en cuenta que ante una enfermedad que comporte un peligro para la vida o la salud del hijo, la Ley permite de forma excepcional, revelar la identidad de los donantes, siempre que dicha revelación sea indispensable para evitar el peligro o para conseguir el fin legal propuesto. Esa circunstancia ya es bastante estresante en si misma, como para añadir la revelación del origen en ese momento.
  5. Los tratamientos de donación de gametos y adopción de embriones, son cada vez más utilizados en las clínicas. De momento siguen siendo temas tabúes en nuestra sociedad, pero cada vez más serán temas de conversación que estén en la calle, en la formación que reciban nuestros hijos en los colegios, en las campañas de captación de donantes, en la publicidad de las clínicas, etc. Hasta ahora era impensable que un niño pregunte a sus padres si son fruto de un óvulo/espermatozoide donado, pero pronto podemos tener que hacer frente a esa situación, y en el caso de padres “añosos”, o de partos múltiples, la sospecha surgirá con mayor probabilidad.
  6. Actualmente está proliferando la utilización de test genéticos (cada vez más sencillos y económicos, por tanto, más accesibles a la población), que nos vinculan o desvinculan genéticamente a nuestros familiares. Se espera que su utilización aumente a corto o medio plazo, por lo que es otra manera poco adecuada por la que tus hijos pueden conocer sus orígenes el día de mañana.
  7. Si tu hijo/a no se entera por ti, o se entera tarde, le dará mucha más importancia al tema de la que realmente tiene. Ten en cuenta que los niños pequeños tienen menos prejuicios que los adultos, si las cosas se cuentan con naturalidad.  Cuanto más tarde se entere tu hijo/a peores consecuencias tendrá, en especial si lo hace en la adolescencia. La edad adecuada para comunicárselo es entre los 3 y los 7/8 años de edad. ¡Cuanto antes empieces mejor!.
  8. Estudios demuestran que los hijos conocedores de su situación tienen un desarrollo y relación con los padres similar a niños procedentes de embarazos espontáneos.El estudio de Golombok et al, (1996) comparó el funcionamiento de familias con hijos de embarazo espontáneo, familias con hijos de reproducción asistida y familias con hijos de reproducción asistida con donación de gametos en lo referente a bienestar psicológico de los padres, relación entre padres e hijos y desarrollo psicológico del niño. Se comprobó que no existen diferencias estadísticamente significativas en ninguna de estas variables salvo que las madres del grupo de donación de ovocitos, referían mayores niveles de placer o diversión en lo referente a las tareas de crianza de sus hijos.
  9. El miedo al rechazo de los hijos, aunque comprensible, no está basado en motivos reales.El estudio de Blake et al. (2010) mostró que los niños/as a los que se revela sus orígenes a una edad temprana reaccionan o bien de un modo que los autores denominan «neutral», en el sentido de que no manifiestan emociones visibles, o de una manera positiva, que se muestra, por ejemplo, en el hecho de contar la historia como algo divertido e interesante.
  10. Si no sabes cómo comunicarlo, no tienes excusa, hoy en día tienes varios recursos a tu disposición, donde apoyarte (diversos cuentos dirigidos a niños, ayuda de profesionales especialistas en temas emocionales relacionados con la reproducción asistida, artículos escritos sobre la materia, etc).

En definitiva, los padres por donación, tenemos una estupenda oportunidad para afianzar el vínculo afectivo con nuestros hijos a través de una comunicación sencilla y sincera, donde el amor es el sentimiento que motiva este proceso y la idea predominante es que se sientan unos hijos muy deseados y muy queridos.

Estefanía Pereira
Fertility Coach y madre por Ovodonación

Fertility Madrid

En Fertility Madrid disponemos de la más avanzada tecnología y de profesionales cualificados para crear vida contigo.

Sin comentarios

Escribir un comentario