Lun a Vie: 8:30 - 20:00 | Sab a Dom: Cita previa

(+34) 910 052 808

C/General Oráa, 47. 28006, Madrid

Top

La maternidad en edad tardía

Fertility Madrid / Consejos Mujer  / La maternidad en edad tardía
La maternidad en edad tardía

La maternidad en edad tardía

España es uno de los países donde más se retrasa la maternidad. La media de edad para tener hijos actualmente es de 32 años (datos del año 2016, según el Instituto Nacional de Estadística), y cada año este promedio va en aumento.

Las principales causas por las que nos encontramos en España con estas cifras, son en general:

  • Motivos económicos. Dificultad de los jóvenes para incorporarse al mercado laboral, empleos precarios, salarios bajos, etc…
  • Motivos laborales. En nuestro país resulta complicada la conciliación laboral y familiar, y en muchos sectores las mujeres que son madres pierden muchas posibilidades de promocionar y hacer una carrera profesional, por lo que se retrasa la maternidad.
  • Dificultad para encontrar pareja. Casarse o tener pareja, ha dejado de ser una prioridad hace varias décadas, tanto para hombres como para mujeres. La mujer actual, centra sus energías en viajar, formarse, preparar su carrera profesional, hacer deporte, amistades… Esta mujer, cada vez más exigente en todos los ámbitos, lo es también con la elección de pareja, de hecho, también aumentan cada vez más las madres solas por elección.

“La mujer no tiene edad, pero sus ovarios si”

El problema que nos encontramos, es que a pesar de que las mujeres tengan hoy en día un estilo de vida más saludable, hagan ejercicio, se cuiden más, y no aparenten la edad que tienen, sus ovarios siguen teniendo los óvulos contados, y tanto la reserva ovárica como la calidad de los ovocitos, empeoran con el paso de los años, siendo especialmente notorio a partir de los 38 años. A esa edad hay una descompensación biológica y social, porque mientras las mujeres están en su mejor momento laboral y social, la maternidad biológica pide no ser postergada.

Por otra parte, los embarazos a partir de los 40 años y en especial a partir de los 45 tienen mayor riesgo para el bebe y para la madre, que los embarazos en mujeres jóvenes: aumenta el riesgo de diabetes gestacional, aborto, preclamsia, placenta previa, parto prematuro, bajo peso al nacer, etc.

Sin embargo, ser madre a una edad avanzada tiene también sus ventajas. Desde un punto de vista psicológico, la mujer, pasados los 40 años, tiene un grado de madurez y de inteligencia emocional que favorece la crianza y la educación de los hijos. Por otra parte, al haber tenido más experiencias vitales, estas mujeres no sienten la frustración de estar perdiendo su juventud criando niños y según testimonian muchas de ellas, se disfruta más de la maternidad. Esa serenidad y sensación de bienestar, se transmite a los niños, mejorando su desarrollo evolutivo y reduciendo el nivel de conflicto entre padres e hijos.

En cuanto a la energía física que requieren los más pequeños, es un aspecto que preocupa a las futuras madres de más de 40 años, sin embargo en la realidad, no siempre se corresponde con las expectativas, pues la mujer madura es más consciente del esfuerzo físico que supone y lo sobrelleva en ocasiones con más optimismo y paciencia incluso que madres más jóvenes. Por otra parte, al tener hijos a edades más avanzadas, la situación económica de los padres suele ser más desahogada, mientras que muchas parejas jóvenes sufren una gran presión económica por sacar a sus hijos adelante.

Muchos pensarán que los padres añosos pueden dejar hijos huérfanos de manera prematura o ser una carga para ellos, pero hay que tener en cuenta que si la esperanza de vida para mujeres nacidas en 1900 era de 55 años, actualmente es de 85,6 y sigue aumentando de forma exponencial, al igual que la calidad de vida, (la esperanza de “vida saludable” para mujeres en España es de 74 años, según datos publicados por Cadena SER).

Por suerte, la ciencia está de nuestro lado, y nos permite seguir siendo madres a edades avanzadas (a partir de los 40, o incluso los 45 años), recurriendo en algunas ocasiones a tratamientos de fecundación in vitro con donación de gametos (células sexuales) o de embriones.

Actualmente clínicas como Fertility Madrid, nos ofrecen también la posibilidad de preservar nuestra fertilidad, vitrificando ovocitos, que se extraen cuando todavía la mujer tiene buena calidad (normalmente hasta los 35/38 años de edad) y se mantienen vitrificados hasta que se decida el momento más adecuado para acceder a la maternidad.

En España la edad límite para realizar un tratamiento de reproducción asistida, es por consenso general entre las clínicas, a los 50 años, que es la edad media en la que las mujeres tienen la menopausia.

Fertility Madrid

En Fertility Madrid disponemos de la más avanzada tecnología y de profesionales cualificados para crear vida contigo.

Comentario

Escribir un comentario