Lun a Vie: 8:30 - 20:00 | Sab a Dom: Cita previa

(+34) 910 052 808

C/General Oráa, 47. 28006, Madrid

Top

Trastorno de conducta alimentaria: Fertilidad y embarazo

Fertility Madrid / Apoyo Psicológico  / Trastorno de conducta alimentaria: Fertilidad y embarazo

Trastorno de conducta alimentaria: Fertilidad y embarazo

Los trastornos de conducta alimentaria (TCA), como son entre otros, la Bulimia Nerviosa y en especial la Anorexia Nerviosa, afectan a la fertilidad de la mujer. Actualmente los TCA están en constante aumento en países desarrollados, por lo que cabe prever que esta alta incidencia en la población adolescente tenga un impacto en la población femenina infértil a corto y medio plazo. Se estima que más de un 15% de las personas en edad fértil, tienen problemas para concebir, y aunque los problemas de TCA no se encuentran entre las principales causas, es importante prestarles especial atención por la gravedad de sus consecuencias.

Trastornos de conducta alimentaria (TCA) más cómunes

A continuación, definimos que entendemos por Infertilidad, por Anorexia y por Bulimia:

Infertilidad: Según la Organización Mundial de la Salud, es una enfermedad del sistema reproductivo definida como la incapacidad para lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales no protegidas.

Anorexia Nerviosa: basándonos en los criterios diagnósticos del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación de Psiquiatría Americana, APA (DSM-V), en la anorexia hay restricción de la ingesta en relación con las necesidades, que conduce a un peso corporal significativamente bajo con relación a la edad, el sexo, el curso del desarrollo y la salud física. La persona anoréxica padece miedo intenso a ganar peso o engordar, incluso con un peso significativamente bajo. Cursa con alteración en la forma en que uno mismo percibe su propio peso o constitución.

Bulimia Nerviosa: Según criterios del el DSM-V, es un trastorno con presencia de episodios de sobre ingesta y de medidas compensatorias orientadas a evitar la ganancia de peso secundaria de ello (como son el vómito autoprovocado, el uso incorrecto de laxantes, diuréticos u otros medicamentos, el ayuno o el ejercicio excesivo). Existe sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante la sobre ingesta. La autoevaluación se ve influida por la constitución y el peso corporal.

Las mujeres bulímicas pueden tener mayor riesgo en el embarazo debido a que tienen una alimentación inadecuada y poco saludable, aunque al tener un peso normal, tendrían menos dificultades para quedarse embarazadas que las personas con anorexia.

¿De qué manera puede afectar la Anorexia Nerviosa a la fertilidad?

1.- Las mujeres que sufren anorexia tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) por debajo de lo que la Organización Mundial de la Salud considera un peso saludable. El bajo peso afecta a la fertilidad, ya que la mayoría de las mujeres en esas circunstancias se encuentran en situación de amenorrea (ausencia de menstruación pasada la pubertad), lo que impide un embarazo natural.

2.- En relación con el punto anterior, comentar que las hormonas que regulan el ciclo menstrual son esteroideas, es decir, que necesitan de determinados niveles de grasa para poder producirse. Si no se tiene el nivel de grasa mínimo, no se pueden sintetizar las hormonas que influyen en el ciclo menstrual y por tanto en la reproducción.

3.- En personas con bajo peso, también se encuentra disminuida la leptina que es una hormona directamente relacionada con la adaptación neuroendocrina al hambre. La leptina regula el eje hipotalámico-hipofisario-gonadal, responsable de la secreción de la mayoría de las hormonas reproductivas. En las mujeres que tienen un bajo nivel de energía debido a la desnutrición, la leptina regula esa baja energía para acciones vitales entre las que no se encuentra la reproducción.

Riesgo durante el embarazo y postparto para personas con TCA:

Las personas con TCA tienen mayor riesgo de padecer alteraciones durante el embarazo y parto, como son la preeclampsia, diabetes gestacional, separación de placenta, menor cantidad de líquido amniótico, cesárea, bebés con bajo peso al nacer y bajos valores en el test APGAR….

Además, en la situación de embarazo y postparto, existe un mayor riesgo de recaídas en la Anorexia Nerviosa, debidos a los cambios que se producen en la figura femenina, y un mayor riesgo de depresión postparto en el caso de Bulimia.

En general en las mujeres que padecen TCA, hay un mayor abandono prematuro de la lactancia materna (antes de los 6 meses).

Diversos estudios demuestran que las mujeres con TCA tienen mayor riesgo de tener hijos (y en especial hijas) con TCA, ya que, desde el nacimiento, las madres tienen ciertas conductas que favorecen el desarrollo de un TCA, como son:

• Fuerte control sobre la ingesta alimentaria de sus hijos
• Conductas restrictivas en su alimentación. Dietas monótonas
• Preocupación excesiva por la propia imagen personal y la de sus hijos, con baja autoestima
• Críticas hacia la figura corporal de los hijos
• Distanciamiento afectivo en el vínculo con sus hijos
• Fuerte sentimiento de culpa y vergüenza en relación con el rol de madre

Es por ello, que el profesional sanitario debe alertar de estas circunstancias a las mujeres que planifiquen un embarazo, sin tener superado su trastorno de conducta alimentaria.

¿Tienes alguna duda?

Recuerda que en Fertiliy Madrid somos especialistas en tratamientos como la ovodonaciónfecundación in vitroinseminación artificial entre otros. Contacta con nuestros profesionales y ellos solventarán todas tus dudas sobre fertilidad sin compromiso.

Fertility Madrid

En Fertility Madrid disponemos de la más avanzada tecnología y de profesionales cualificados para crear vida contigo.

Sin comentarios

Escribir un comentario